El show de Madonna en el descanso de la Super Bowl

6 Feb 2012

Madonna fue la encargada de hacer el espectáculo en el medio tiempo de la XLVI Super Bowl en Indianápolis -tradicionalmente uno de los conciertos de música más destacado en todo el mundo- siguendo su tradicional estilo extravagante y llamativo. Escenificó los éxitos de toda su carrera y estuvo acompañada por una gran cantidad de estrellas invitadas para el espectáculo.

 



Madonna comenzó su actuación bajo una perfomance de lo más fashion -apareció en
el estadio en un trono gigante escoltada por todo un grupo de soldados
greco-romanos-.







La artista se lanzó directamente a interpretar uno de sus más grandes éxitos,
'Vogue' ('Moda'), que es del año 1990.



Madonna estuvo acompañada en todo momento por un gran número de bailarines que
la apoyaban en su actuación; algunos de los cuales mostraron movimientos muy
atléticos.





El punto culminante del espectáculo con Madonna y los bailarines fue
probablemente el que amenazaba con robar el protagonismo del show a la artista
cuando uno de los artistas rebotaba hacia arriba y abajo en la cuerda floja
mientras lucía una toga.





Vamos a ser honestos, no estamos del todo seguros de lo que Madonna está
haciendo en esta imagen.





Evidentemente, no estaba dispuesta a ser menos que sus bailarines de
acompañamiento, y Madonna -que, no olvidemos, tiene 53 años-
mostró varios movimientos marca de la casa





Después de 'Vogue', que abrió el espectáculo, comenzó con la canción 'Music',
que fue todo un éxito una década más tarde, y a Madonna se unieron sus primeros
invitados de la noche, el dúo LMFAO que organizó toda una
fiesta.





LMFAO contribuyó con su mezcla musical y su himno del rock, su canción
'Party Rock Anthem', a completar el show con su danza aleatoria
marca de la casa





Madonna se dejó acompañar también por la estrella invitada Nicki Minaj y MIA que se unieron a
ella en el escenario para hacer una interpretación de su nuevo single 'Give Me
All Your Luvin', convenientemente ataviados con trajes de animadora (como en el
videclip de la canción).





Los invitados estrella con más clase continuaron pasando por el escenario, como
es el caso de Cee-Lo Green que salió llevando consigo una banda
de música







Un breve apagón permitió un cambio rápido de vestuario de Madonna y
Cee-Lo,
además de la aparición de un gran coro de gospel para el
inevitable final...







Vestidos todos de negro, Madonna y Cee-Lo cerraron el show cantando a dúo su
clásico de 1989 'Like A Prayer', acompañada por el coro.







Se las arreglaron para incluir dentro de todo el espectáculo todas las
canciones, cambios de escenario, cambios de vestuario y coreografía en
poco más de 12 minutos, antes de que terminara con Madonna,
literalmente, desapareciendo en una nube de humo.







El mensaje final de Madonna para la audiencia fue expuesto con luces en el
terreno de juego del estadio al final del concierto; un loable mensaje, aunque
un poco ambicioso: pedir la paz mundial

Via:MSN